Después de unos meses complicados en los que se ha despedido tanto de la carrera por la Liga como de la lucha por la Copa del Rey, el Real Madrid recobró ayer su mejor versión para doblegar al Paris Saint Germain con motivo del choque de ida de octavos de final de Liga de Campeones. Esta victoria ha supuesto un soplo de aire fresco para el equipo de cara a todo lo que viene por delante.

Uno de los grandes vencedores del encuentro fue Zinedine Zidane. El técnico francés acertó en su decisión de apostar de inicio por Isco y dar forma un dibujo que permitió a los suyos controlar el juego. Algo similar ocurrió con los cambios, que dieron un nuevo impulso al equipo con vistas a la recta final del choque.

Muy criticado durante semanas, desde la prensa nacional e internacional se señaló incluso la posibilidad de que desde las altas esferas del cuadro de Concha Espina se valorasen distintos nombres propios en forma de alternativas de futuro. Uno de los que más han sonado es el argentino Mauricio Pochettino, entrenador del Tottenham que está haciéndolo muy bien al frente del conjunto de Londres.

Consciente de la posibilidad de perder a su técnico –y uno de los grandes artífices del buen momento del club- desde el Tottenham ya se han puesto manos a la obra a fin de ampliar su contrato. Según destaca la información publicada por Telegraph, los spurs han ofrecido al técnico un nuevo a largo plazo con una importante mejora salarial que se elevaría por encima de los 6 M€.