José Mourinho aprovechó una rueda de prensa horas antes del cierre oficial del mercado de fichajes en la Premier League para apuntar que el Manchester United no sumaría nuevos fichajes. Y The Special One estaba en lo cierto… aunque desde las oficinas del cuadro de Old Trafford se trabajó en diferentes opciones.

En un intentó desesperado, los diablos rojos llamaron a la puerta de Diego Godín (32 años), aunque el defensa uruguayo rechazó la posibilidad y prefirió seguir a las órdenes de Diego Pablo Simeone en el Atlético de Madrid. Las pistas Jerome Boateng (29, Bayern Múnich) y Toby Alderweireld (29, Tottenham) también se sondearon, aunque no lograron concretarse.

Hoy The Times y Daily Telegraph señalan que el Manchester United también puso toda la carne en el asador para lograr el fichaje del zaguero francés y reciente campeón del Mundo Raphaël Varane. Tanto es así que pusieron nada menos que 111 M€ sobre la mesa del Real Madrid para lograr la incorporación del zaguero a sus filas. Sin embargo, la respuesta desde el campeón de Europa fue clara y rotunda: No.

Otros de los nombres propios que habían circulado con los de Yerry Mina (24) –que finalmente terminó desembarcando en el Everton desde el FC Barcelona- o Harry Maguire (25, Leicester) no se corresponden exactamente con el perfil deseado por el Manchester United, especialmente en términos de calidad-precio. José Mourinho tendrá que empezar al temporada hoy contra el Leicester sin nuevos defensas, algo que irrita al entrenador luso.