Hace un par de semanas, el diario Sport publicó una información en la que se aseguraba que el FC Barcelona se había interesado por la contratación de uno de los nuevos talentos del fútbol canarinho, el atacante Joao Pedro. En dicha noticia también se precisaba que para abordar su contratación, los culés tendrían que negociar con el Watford, ya que, a finales de 2018, el Fluminense accedió a traspasar a su pupilo al cuadro inglés en 2020 por unos 2,5 M€ (cantidad que podría ascender hasta los 7,5 M€ en función de diferentes variables).

Hoy, el Daily Star vuelve a hacer alusión al futuro del joven futbolista (17 años) y asegura que el nuevo presidente del Flu, Mario Bittencourt, está descontento con el acuerdo que en su momento se firmó con los hornets y que incluso se está planteando la posibilidad de hacer efectiva una cláusula por la que puede romperlo de forma unilateral, abonando unos 17,9 millones de libras (alrededor de 20 M€) al cuadro de las islas Lógicamente, lo que desea el mandatario es recuperar al jugador para así poder traspasarle después por una cantidad muy superior.

Este movimiento no favorecería en exceso a un Barça que tiene ya muchos gastos previstos para el presente mercado estival y que en ningún caso podría abonar el pago de grandes cantidades por este joven talento. De hecho, el citado rotativo señala que el gran beneficiado de este giro sería el Manchester City, quien sí está capacitado para tirar de talonario con facilidad.

Aunque acaba de aterrizar en la primera plantilla del Fluminense, Joao Pedro ya ha logrado dejar notables huellas de su calidad, descaro y capacidad goleadora, hasta el punto de que en las tertulias futbolísticas brasileñas ya se preguntan si su impacto será mayor al de Vinicius Junior y Rodrygo.