En la vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones, el FC Barcelona derrotó al Chelsea con más apuros de lo que dijo el marcador final. Y esto se debió en buena medida a la gran actuación de Marcos Alonso, que dio todo un recital partiendo desde la banda izquierda, incorporándose al ataque y generando mucho peligro a la zaga culé.

A sus 27 años se ha asentado como una pieza importante de la escuadra de los blues, con la que suma nada menos que 43 encuentros (7 goles) en la presente temporada. El español se desenvuelve principalmente como lateral zurdo pero también sabe jugar de central.

Esto es lo que, según afirma ahora Goal, ha provocado que el FC Barcelona se haya interesado por él, ya que se lo considera en la entidad catalana una gran alternativa de futuro, no solamente para competir con Jordi Alba sino como relevo a largo plazo de Gerard Piqué, que acaba de cumplir 31 años.

También podría ser una alternativa a Samuel Umtiti si el galo acabara cambiando de aires, ya que su perfil de central zurdo se correspondería más con el del francés, y tampoco podemos olvidar que ya hay otro zaguero en el equipo que domina esa pierna como es Thomas Vermaelen.