Hasta la fecha, el Nápoles ha invertido nada menos que 84 M€ en la contratación de futbolistas como Fabián Ruiz, Simone Verdi, Alex Meret, Vinicius Morais y Orestis Karnezis. Igualmente, el combinado napolitano ha aprovechado que ambos quedaban libres para reclutar sin coste alguno al italiano Amato Ciciretti y al alemán Amin Younes.

Aunque con este grupo de jugadores ya se ha dado buena respuesta a las peticiones del nuevo técnico, el transalpino Carlo Ancelotti, la directiva no descarta apurar el último mes del mercado estival para reclutar a otros futbolistas que puedan mejorar el potencial de su ya considerable plantilla.

Según explica CalcioMercato.it, los celestes valoran la posibilidad de reforzar su zaga con el belga Thomas Meunier, lateral diestro que en las últimas horas ha mostrado su predisposición a abandonar el París Saint-Germain. El austriaco Stefan Lainer (RB Salzburgo) y el senegalés Youssouf Sabaly (Girondins de Burdeos) figuran como alternativas.

Para la medular, el objetivo está muy claro, el eslovaco Stanislav Lobota (Celta de Vigo). Sin embargo, para el ataque, existen más candidatos. Y es que, las dificultades que entraña el fichaje de los anhelados Edinson Cavani (PSG) y Karim Benzema (Real Madrid) ha llevado a la directiva a explorar el camino que conduce hacia Álvaro Morata, punta español que no ha terminado de encajar en el Chelsea y que estaría abierto a un cambio de aires.

.