Se acerca el final de temporada. De este modo, los días para la apertura del mercado de fichajes son cada vez menos. Los distintos conjuntos toman posiciones a fin de reforzar sus plantillas con distintas piezas de primer nivel que les ayuden a dar un salto de calidad, si bien en el mayor número de los casos no se trata de opciones sencillas desde el punto de vista económico. De este modo, entre las piezas más codiciadas se encuentran las que tienen la posibilidad de cambiar de aires a coste cero.

Claro ejemplo es lo que ocurre con un Emre Can que ha decidido no continuar en la disciplina del Liverpool y por el que pujan tanto Juventus como Bayern Múnich. Otro de los grandes nombres propios a seguir es el del también centrocampista Marouane Fellaini (30 años), futbolista del Manchester United que en caso de no alcanzar un acuerdo con el cuadro de Old Trafford tendrá la carta de libertad el próximo 30 de junio.

Clave ayer en la victoria sobre el Arsenal de Arsene Wenger, el internacional belga (21 partidos oficiales durante el presente curso 4 goles, una asistencia) ha sido uno de los grandes nombres propios a seguir en referencia al mercado de fichajes, pues varios son los equipos que se han interesado en su fichaje, sobre todo el Turquía. Mientras tanto, el propio técnico José Mourinho reconoció ayer que «Estamos casi de acuerdo, pero en el fútbol, casi no es suficiente. Quiero ver el papel con el escudo del United y la firma de Ed Woodward (…) Creo que si un jugador agarra el escudo después de marcar un gol, está diciendo claramente que se quiere quedar. Yo quiero que se quede, el club quiere que se quede y creo que se quedará, está casi hecho».

Según ha podido saber Fichajes.com, el motivo por el que el jugador no ha hecho las maletas en busca de un nuevo desafío está en sus demandas económicas. Y es que el exfutbolista del Everton quiere contar con una ficha superior a los 5 M€ netos (10 M€ brutos), cantidad que por el momento ninguno de los interesados ha estado dispuesto a poner sobre la mesa. Uno de los que llamó a su puerta fue el Besiktas, que le ofreció alrededor de 4,5 M€ por temporada, motivo por el que no se concretó. ¿Estará dispuesto el Manchester United a pagar esta cantidad?