Arsene Wenger parece decidido a mejorar las prestaciones de su costado zurdo. Y es que, a los rumores que hace escasos días situaban en el punto de mira de los gunners al emergente carrilero luso Raphaël Guerreiro habría que sumar ahora los que apuntan hacia Jordan Lukaku (21 años), uno de los nuevos talentos del fútbol belga.

Según recoge Sky Sports, varios ojeadores del cuadro londinense se han desplazado con frecuencia hasta tierras de Flandes para presenciar los encuentros de su club, el KV Oostende, y seguir las evoluciones de este jugador cuyo hermano no es otro que el cotizado ariete Romelu Lukaku (Everton).

Forjado en la cantera del Anderlecht, Jordan alcanzó la primera plantilla en la temporada 2011-2012, aunque no fue hasta su posterior desembarco en el cuadro del Albertparkstadion cuando recibió la confianza oportuna para consolidarse como un solvente carrilero zurdo que destaca por su capacidad para correr la banda sin descuidar sus labores defensivas.

Los del Emirates Stadium no son los únicos que últimamente han estrechado el cerco sobre este jugador. A mediados del pasado mes de febrero, la prensa de las islas ya se hizo eco del interés que el zaguero suscitaba en Chelsea y Tottenham, por lo que la batalla para hacerse con sus servicios puede ser tan reñida como productiva económicamente para el conjunto ahora dirigido por Yves Vanderhaeghe.