El centrocampista danés Christian Eriksen se convirtió en uno de los grandes nombres propios del pasado mercado estival. Con un contrato que le une con el Tottenham hasta el 30 de junio de 2020, el jugador se convirtió en una de las prioridades de varios de los equipos más importantes del continente en forma de posible refuerzo.

Uno de los que apareció vinculado con más insistencia fue el Real Madrid. El equipo merengue, a la caza y captura de un nuevo centrocampista, se presentaba como el destino más probable del jugador, posibilidad a la que abría la puerta el propio Tottenham. Sin embargo, la insistencia de Zinedine Zidane en el fichaje de Paul Pogba finalmente provocó que no se concretara tampoco la llegada de ninguna alternativa.

Los rumores acerca de un posible cambio de aires para el exfutbolista del Ajax (27 años, 14 partidos disputados este curso) han vuelto a aparecer en escena. En este caso con vistas al próximo mes de enero. Y es que dada su negativa a ampliar el contrato con los spurs provocan que el próximo mercado invernal sea la última la última oportunidad para que el Tottenham logre un rendimiento económico por su adiós.

Según destaca a este respecto la información que podemos encontrar en las páginas del conocido tabloide inglés Daily Express el Manchester United ha emergido con la intención de convertirse en destino del danés. Después de haber intentado su contratación ya durante el pasado verano (opción rechazada por el propio futbolista, que deseaba jugar en España), el equipo de Old Trafford insiste en la posibilidad de cerrar la contratación del centrocampista y convertirle en uno de los pilares sobre los que asentar su proyecto de futuro.