Christian Eriksen tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los grandes protagonistas del próximo mercado estival. El futbolista danés ha despertado el interés de varios de los equipos más importantes del panorama internacional. Entre los que más insistencia han mostrado destaca un Real Madrid que durante los últimos años ya se ha llevado a piezas importantes del Tottenham como Luka Modric o Gareth Bale y quiere hacer ahora lo propio con el danés.

A sus 26 años, y pieza clave para un Maurizio Pochettino a cuyas órdenes suma 6 goles y 9 asistencias durante este curso (26 partidos oficiales), es consciente de esta situación. Precisamente por este motivo, sus planes son los de sacar un notable rendimiento económico a la próxima finalización de su contrato el 30 de junio de 2020.

Clara muestra es lo que podemos encontrar en los distintos tabloides ingleses durante las últimas horas. Y es que el futbolista ha puesto una condición clara a los de Londres si quieren que amplíe su lazo actual. Esta es la de multiplicar por dos el salario que actualmente ingresa. Cabe recordar a este respecto que la ficha actual del jugador se eleva hasta los 4 M€, por lo que para dar el “sí quiero” a esta posibilidad debería ingresar 8 M€.

No cabe duda que esta situación deja entre la espada y la pared a un Tottenham que en caso de no alcanzar un acuerdo se vería “forzado” a negociar una venta del citado Eriksen el próximo verano si no quiere ver como este se marcha con la carta de libertad bajo el brazo un año después.