Por las fechas en la que se disputa (entre los meses de enero y febrero), la Copa África suele convertirse en un verdadero tormento para aquellos equipos que cuentan en sus filas con jugadores que deben acudir a esta importante cita continental para representar a su país de origen.

Entre los clubes que se verán seriamente afectados por la edición de 2017 (se celebrará en Gabón entre el 14 de enero y el 5 de febrero) figura el Liverpool. De hecho, los reds tendrán que despedirse temporalmente del senegalés Sadio Mané, un jugador por el que abonaron más de 40 M€ el pasado verano y que se ha convertido en uno de los principales sustentos ofensivos de su escuadra (11 encuentros oficiales, 6 dianas).

Aunque se trata de un periodo determinado de tiempo, que podría reducirse si su selección cae eliminada antes de tiempo, el técnico de los reds, el alemán Jürgen Klopp, no quiere que su equipo pierda ni un ápice de competitividad en este periodo y, según talkSPORT, ya ha solicitado a la directiva que trate de cubrir su plaza con otro atacante que resulta de su agrado, el holandés Luciano Narsingh (26 años).

Forjado en el SC Heerenveen, el extremo fue contratado por el PSV en el verano de 2012 y desde entonces ha mantenido una progresión constante que le ha permitido acumular 110 partidos de Eredivisie con el cuadro de Eindhoven (21 goles) y abrirse paso en las convocatorias de la Selección de Holanda absoluta (18 encuentros, 4 tantos).