El campeón de Europa busca refuerzos y equilibrio en una plantilla llena de talentos y calidad para poder competir la Premier Ligue al City de Guardiola. De hecho, al equipo de Kloop, capacidad para competir le sobra, pero bien es cierto que disponer de un buen banquillo con fondo de armario suficiente facilitaría las cosas. El Liverpool vuelve así a fijarse en ese delantero francés con raíces argelinas que tanto gustaba a Jürgen en un principio: Nabil Fekir.

El también centrocampista ofensivo, ha sido clave durante la presente campaña como jugador del Olympique de Lyon, donde ha marcado 12 goles y ha hecho que marquen una grata suma de los mismos varios de sus compañeros aliados de cara a la portería. Liverpool y Olympique de Lyon, tuvieron en su momento, según afirma el periódico británico Daily Mail en su versión online, un principio de acuerdo por el futbolista de unos 53 M€. Tras el paso del tiempo, el equipo inglés espera poder ficharlo por menor cantidad.

El 31 de julio podría ser una fecha importante de cara al precio final por el que los red se harían con los servicios de Fekir. Se disputará un amistoso en Ginebra entre ambos equipos. Así lo ha confirmado el diario francés, Le Progrès, quien asegura que el encuentro es la clave principal para compensar parte de la tarifa con los ingresos del juego.

De acabar Nabil en Anfield, el Liverpool estaría contando con un jugador que fue parte del equipo francés que levantó la Copa del Mundo en Rusia. Talento y desparpajo le sobra al atacante de 25 años. Seguramente se llegaría a entender a la perfección con Salah o Mané. Es cuestión de tiempo.