La búsqueda de nuevos talentos es una de las prioridades de todos los grandes clubes del continente. Por eso, apenas resulta extraño que ojeadores de conjuntos diferentes coincidan a la hora de situar en su punto de mira a futbolistas que están comenzando a despuntar con sus respectivos equipos.

Liverpool y Manchester United, por ejemplo, han visto últimamente como sus espías cruzaban intereses en hasta dos ocasiones. Primero para seguir las evoluciones del prometedor y versátil atacante danés Emre Mor (18 años) y después para tomar nota de la progresión del lateral zurdo Ben Chilwell (18).

El primero, pese a que aún no ha debutado con la primera plantilla del FC Nordsjælland, ya ha logrado llamar la atención de Louis van Gaal y Jürgen Klopp gracias a sus buenas despuntar tanto con las categorías inferiores del club nórdico como con la Selección de Dinamarca Sub’19.

El segundo, que también ha participado ya en varios encuentros con el combinado nacional inglés de la misma categoría, sí que ha logrado acumular sus primeros minutos con el cuadro profesional del Leicester City. Eso sí, lo hizo en la Capital One Cup, ante el Hull City, el pasado 27 de octubre.