Destino tradicional para un buen número de futbolistas con pasado azulgrana, la Premier League podría dar cabida en los próximos meses a un total de tres jugadores que actualmente militan en el FC Barcelona: el zaguero Thomas Vermaelen y los centrocampistas Riqui Puig y Denis Suárez.

El primero en hacer las maletas podría ser el medio gallego. De hecho, una información que hoy publica el diario The Sun señala que el jugador vería con excelentes ojos la posibilidad de recalar en el Arsenal durante el inminente mercado invernal. El jugador, que apenas ha podido disputar un choque en lo que llevamos de temporada, cree que ha llegado el momento de probar fortuna lejos del Camp Nou y que el cuadro londinense, por su estilo de juego y la presencia de Unai Emery en el banquillo, resultaría un destino idóneo.

El mismo rotativo es también el encargado de vincular al joven Puig con otro grande de las islas, el Tottenham. Para justificar su información, el periódico explica que su técnico, el argentino Mauricio Pochettino, se sentó este fin de semana en las gradas del Mini Estadi para presenciar el choque que medía al filial azulgrana con el Cornellá y testar de primera mano el valor de un futbolista al que considera muy interesante de cara al futuro. Eso sí, que su actual cláusula ronde los 100 M€ no favorece su posible desembarco en tierras londinenses.

En el caso de Vermaelen es el propio jugador quien estaría buscando acomodo en la Premier League. Tal y como cuenta Mundo Deportivo, el zaguero ya ha asumido que deberá abandonar la Ciudad Condal al término de su actual contrato (junio de 2019) y ha pedido a sus agentes que comiencen a buscarle un nuevo destino en la competición inglesa. En el pasado, Watford y Southampton ya siguieron sus pasos.