Al margen de los últimos rumores que han rodeado a algunas de sus piezas clave como Luis Suárez, lo que está claro es que el Liverpool necesita un nuevo rumbo. Este equipo es uno de los más laureados de las islas británicas y quiere volver a estar entre los grandes tanto en su país como en Europa.

De ahí que sus dirigentes crean necesario un lavado de cara a la actual plantilla y por eso pueden comenzar este trabajo durante el periodo invernal de traspasos. De hecho, los reds se han marcado 3 objetivos para mejorar el centro del campo y el ataque durante este mes de enero.

Según L’Equipe, dos de ellos se encuentran en Francia. El primero sería una inversión a largo plazo porque se trata de Jawad Boukabous, un delantero de 17 años que pertenece al Nantes y que cuenta con un gran futuro por delante. El segundo se llama Benjamin Corgnet, un mediocentro galo de 24 años que está realizando una sensacional campaña en el Dijon (lleva 7 goles en 18 encuentros de Ligue 1).

El último objetivo, de acuerdo con una información de Footybunker, sería nada menos que Niko Kranjcar, centrocampista del Tottenham. A sus 27 años el croata corre el peligro de estancarse porque apenas tiene minutos en las filas de los spurs (lleva 6 choques de Premier League).