Frank Lampard cierra el puño y aprieta los dientes. Está en Southampton y Tammy Abraham acaba de marcar su octavo gol de la temporada después de ocho partidos de Premier League. Su compañero Callum Hudson-Odoi llega para felicitarlo. Menos de diez minutos después presenciamos la misma escena. Los dos jugadores abrazan a su antiguo compañero en el centro de entrenamiento Colbham, Mason Mount, que ha marcado el segundo gol del Chelsea en el estadio de St Mary. Los blues ganarán 4-1 y Lampard contempla como sus jóvenes talentos dan un paso al frente.

Dada la sanción de la FIFA que le impidió sumar nuevas piezas para esta temporada la escuadra de Londres se vio obligada a confiar en sus futbolistas jóvenes. Realmente no es algo habitual en un Chelsea que desde hace años no ha dudado en aprovechar los mercados de fichajes para sumar piezas de primer nivel a cambio de cantidades importantes mientras sus jóvenes talentos eran cedidos a otros equipos. La llegada de Frank Lampard se ha visto acompañada por una obligada apuesta por la cantera, que ha dado una verdadera identidad a su equipo.

Y lo cierto es que los jugadores están respondiendo a la confianza para demostrar que tienen sitio en el primer equipo. Callum Hudson-Odoi (18 años, 4 partidos, 1 goly 3 asistencias), Tammy Abraham (22 años, 10 partidos, 8 goles y 1 asistencias), Mason Mount (20 años, 10 partidos, 4 goles, 1 asistencia decisiva), Fikayo Tomori (21 años, 7 partidos, 1 gol, 1 asistencia) y Reece James (19, 2 juegos, 1 gol, 1 asistencia) han aprovechado la oportunidad para jugar un papel importante.

Para tratarse de un grupo notablemente inexperto y el nivel de exigencia de la competición, el comienzo está siendo bueno. El Chelsea es quinto en la Premier League a un solo punto del podio mientras lucha para pasar la fase de grupos de Liga de Campeones. Sin duda, un éxito tras la salida de piezas importantes como Eden Hazard, Gonzalo Higuaín o David Luiz. Se trata además de un éxito del que está sacando partido la selección inglesa de un Gareth Southgate que ya ha dado oportunidades a Tammy Abraham y Mason Mount y ha convocado por primera vez a Fikayo Tomori.