Dani Alves ha demostrado durante la pasada Copa América que aún tiene cuerda para rato. El capitán de la Selección de Brasil alzó al cielo de su país el trofeo tras derrotar a Perú en la final por 3-1, además de ser condecorado como el MVP del torneo. Es por ello que varios equipos están llamando a su puerto tras despedirse del PSG.

Uno de ellos ha sido el Manchester City, más concretamente a través de su entrenador Pep Guardiola, según Mundo Deportivo. El de Sampedor dirigió durante 4 campañas a Alves, de 36 años de edad, en el periplo más exitoso de la historia del FC Barcelona. Por tanto, el técnico del campeón de la Premier League recibiría con los brazos abiertos al carioca en la entidad del Etihad Stadium. Sin embargo, al ser consultado en rueda de prensa por esta posibilidad, el técnico ha sido evasivo señalando que «Nosotros sabemos, como todos los clubs importantes, sobre su situación. Es un increíble jugador y una persona extraordinaria, pero tenemos dos grandes laterales derechos osea que es lo que hay».

No cabe duda que aportaría veteranía y experiencia en el flanco diestro de la retaguardia del City, una zona que, en principio, está ocupada por Kyle Walker. Habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos, si bien es cierto que la inglesa es la única de las 4 grandes Ligas donde Alves aún no ha participado (ha estado en España, Francia e Italia, donde se ha coronado como campeón en las tres).

Alves pasará a la historia como uno de los mejores laterales de todos los tiempos, ya que hay muchos entendidos de la materia que consideran que su nivel está por encima del de Cafú. En cuanto a palmarés, no hay discusión. Se le va a quedar, en principio, la espina del Mundial. Por lo demás, se ha hecho de oro.