Uno de los objetivos de Pep Guardiola para su proyecto en el Manchester City es encontrar un recambio de garantías para David Silva, quien, salvo sorpresa mayúscula, abandonará el Etihad Stadium en cuanto concluya la campaña 2019-2020. Son varios los nombres que contempla la secretaría técnica del vigente campeón de la Premier League, pero hay un futbolista que es una auténtica debilidad para el míster.

Se trata de Isco Alarcón, quien apenas está disfrutando de minutos en lo que va de curso en las filas del Real Madrid. La competencia en el plantel merengue es tremenda, si bien es cierto que Zinedine Zidane se ha quedado con la miel en los labios en lo que hace alusión a la guinda para su particular pastel: Paul Pogba. Por su parte, el de Benalmádena, de 27 años, requiere de mayor importancia en el campo.

Es por ello que el Manchester City no pierde ojo de la tesitura que atraviesa Isco en Concha Espina. Según informa Okdiario, la escuadra citizen desea hacer todo lo posible para que el canterano del Málaga se incorpore a sus filas tarde o temprano. De hecho, es más que probable que aproveche los rumores que sitúan a Christian Eriksen en la capital de nuestro país a partir del mes de enero.

La calidad y el talento de Isco Alarcón son realmente envidiables, aunque da la sensación que su luz brilla cada vez más a cuentagotas. Su escasa presencia en los planes de Zidane le ha costado su puesto en la Selección de España, por lo que a buen seguro pretende enmendar la situación para formar parte de la lista de Robert Moreno de cara a la Eurocopa 2020. ¿Pondrá rumbo a la Premier?