Ole Gunnar Solskjaer ha dado la vuelta al Manchester United como a un calcetín en poco más de un mes al frente del equipo. No solamente por los resultados cosechados, sino porque los diablos rojos vuelven a dar señales de optimismo y a ser un equipo verdaderamente competitivo.

Queda mucha temporada por delante y aún pueden aspirar a algún título aunque hayan perdido el tren de la Premier League. Pero no a todos los jugadores les ha cambiado la vida en pocas semanas, y nos referimos en este caso a Alexis Sánchez, llegado justamente hace un año desde el Arsenal.

A causa de una lesión, apenas ha disputado 3 encuentros bajo la batuta del noruego, y se ha encontrado con mucha competencia por delante. Jesse Lingard, Marcus Rashford o Anthony Martial sí están respondiendo a la confianza del preparador y se van ganando sus minutos.

Autor de apenas 2 goles en 14 encuentros, el ex del FC Barcelona no dio la talla en la etapa de José Mourinho y ahora lo tiene realmente complicado. Ha pasado de ser clave en el Arsenal, a tener ahora un salario de cerca de 30 M€ anuales, que supone de momento que cada gol le haya salido a su equipo por unos 6 M€, pues apenas suma 5 en este año.

No obstante, el viernes ante sus ex comenzamos a ver brotes verdes. ¿Será el inicio de su recuperación? Si Solskjaer consigue también conectar al chileno seguirá haciendo méritos para seguir en el banquillo la temporada que viene...