La última jornada de Premier League ha evidenciado que el Manchester United sigue siendo un equipo sumamente irregular. Los diablos rojos no lograron pasar del empate ante el Aston Villa (2-2), conjunto ubicado en la parte baja de la tabla, y perdieron una excelente oportunidad para reengancharse a la pelea por los puestos europeos.

En el devenir de este partido jugó un papel decisivo un futbolista por el que actual técnico del United, el noruego Ole Gunnar Solskjaer, siente una especial admiración, el centrocampista Jack Grealish. El jugador inglés completó un encuentro más que notable y fue el autor de uno de los tantos que dieron pie a las tablas.

Al término del choque, los medios que siguen la actualidad de la entidad cuestionaron al nórdico por la actuación de este futbolista y por el interés que ha despertado en su club, y obtuvieron una respuesta que parece confirmar que el cuadro Old Trafford lanzará sus redes sobre el jugador en cuanto sea posible. «No puedo hablar demasiado sobre los jugadores de otros equipos, si son potenciales objetivos del Manchester United. Pero fue un gol fantástico, creo que golpeó una de las escuadras que yo golpeé un par de veces cuando era jugador», aseveró.

Forjado en la cantera de los villanos, Grealish tuvo que superar una cesión en el Notts County antes de asentarse definitivamente en la primera plantilla (temporada 2014-2015). Desde entonces, el de Birmingham acumula la friolera de 160 partidos oficiales (20 goles y 28 asistencias).