«No puedo hacer nada con Alexis Sánchez. Cuando juega necesita encontrarse a sí mismo porque todos sabemos que hay un jugador de calidad ahí». Así hablaba tras la derrota ante el PSG el entrenador del Manchester United, Ole Gunanr Solskjaer, cuestionado por Alexis Sánchez.

A diferencia de otros jugadores como Anthony Martial, a los que había logrado recuperar para la causa el entrenador noruego, el chileno sigue sin estar. Y es que más de un año después de su llegada desde el Arsenal, donde era santo y seña, el delantero apenas suma 5 goles en 39 encuentros oficiales.

Dos de esas dianas las ha logrado esta temporada en 19 partidos, y el martes vimos que era suplente en el orden de preferencias de su entrenador, como antes le sucedía con José Mourinho. Después tuvo minutos por la lesión de Martial, pero entre el gran inicio de segunda parte de los galos y su propia incapacidad para generar peligro, su concurso pasó desapercibido.

Poco parece quedar ya de aquel atacante veloz, desequilibrante y preciso incluso en los lanzamientos de faltas, que era la gran figura de los gunners y uno de los mejores delanteros del campeonato inglés. Ahora se antoja complicado pensar en que vaya a recuperarse pronto…