Salir de la crisis a golpe de talonario. Ésa es la estrategia que ha puesto en marcha el Manchester United. Los diablos rojos han entrado en una peligrosa decadencia y tanto la directiva como el técnico quieren salir de ella a fuerza de fichajes millonarios.

El primero en llegar ha sido Juan Mata, pero la entidad mantiene contacto con otro buen número de futbolistas de primer nivel. Eso sí, al menos dos de ellos no aterrizarían en Old Trafford hasta el próximo verano, ya que en los apenas cinco días que restan para que concluya el mercado invernal no hay tiempo suficiente para materializar su contratación.

Según explica el diario Metro, los dos jugadores que podrían reforzar la medular del United el próximo verano serían los alemanes Toni Kroos y Marco Reus. Ninguno de los dos fichajes se antoja sencillo, ya que sus respectivos clubes no están por la labor de dejarles partir. El primero sigue siendo una pieza fundamental para el preparador del Bayern Múnich, Pep Guardiola; mientras que el segundo deberá asumir el papel de líder del Borussia Dortmund cuando se certifique la marcha de Robert Lewandowski.