Will Hughes no pasa desapercibido. Y no sólo por su llamativo pelo rubio o su espigado físico (185 cms., 73 kgs.), especialmente por el talento que derrocha cada vez que pisa un terreno de juego. El centrocampista inglés, de apenas 18 años, debutó con la elástica del Derby County en el curso 2011-2012 y desde entonces su progresión ha resultado imparable.

Actualmente, el futbolista es uno de los líderes de su escuadra (ha sido titular en las once jornadas de Championship disputadas hasta la fecha) y un referente dentro de la Selección de Inglaterra sub’21, combinado con el que ya ha disputado cuatro partidos.

Evidentemente, su rendimiento ha llamado la atención de los grandes clubes de las islas y no es extraño que los choques que disputan los rams cuenten con la presencia de numerosos ojeadores. Hace unos días, de hecho, la prensa inglesa volvió a constatar el interés del
Liverpool (ver artículo) y ahora le toca el turno al Manchester United.

Según relata The Independent, David Moyes es un gran admirador del mediocentro y considera que su aterrizaje en Old Trafford durante el mercado invernal ayudaría a mejorar la circulación de balón de una escuadra que no termina de alcanzar la regularidad en su juego.