De vuelta a los terrenos de juego el pasado mes de febrero después de un increíble calvario de lesiones que le ha venido acompañando en los últimos años, el atacante alemán Marco Reus por fin ha tenido la oportunidad de brillar en una Copa del Mundo. Así, el futbolista del Borussia de Dortmund completó una buena segunda mitad de campeonato (11 partidos, 7 goles) y provocó que Joachim Low decidiera apostar por él con vistas a esta cita de Rusia.

Y lo cierto es que el futbolista de 29 años está sabiendo aprovechar las oportunidades sumando un gol y una asistencia en los dos partidos que ha sumado (120 minutos entre México y Suecia). Y es que no cabe duda que en un nivel físico óptimo, el de Dortmund es un jugador muy a tener en cuenta. En otra situación este buen rendimiento hubiera provocado la proliferación de rumores, si bien su reciente renovación con el Borussia Dortmund hasta 2023 oficializada el pasado mes de marzo corta de raíz cualquier posibilidad.

Pero el futuro del futbolista podría haber sido bien distinto. Tal y como recoge la información que publica Sport Bild, el Manchester City llamó a la puerta de Marco Reus meses atrás con la clara intención de cerrar su fichaje y convertirle en uno de los referentes del proyecto de Pep Guardiola. Sin embargo, el campeón de la Premier League recibió una respuesta negativa por parte de este futbolista que estaba centrado en brillar en el Signal Iduna Park.