En enero de 2017, apenas temporada y media después de aterrizar en el Manchester United, el holandés Memphis Depay decidió poner punto y final a su aventura en el cuadro inglés e iniciar un nuevo periplo en un club completamente distinto, el Olympique de Lyon. Casi tres años después, ya puede decirse, sin riesgo a equivocarse, que el futbolista acertó de pleno.

En este periodo, el versátil atacante ha recuperado la chispa y la confianza que ya derrochó durante su etapa en el PSV Eindhoven y se ha erigido tanto en uno de los nuevos líderes del cuadro galo (130 partidos oficiales, 50 goles y 42 asistencias) como de la Selección de Holanda absoluta (51 veces internacional, 19 tantos).

Su evolución ha resultado tan evidente que hasta el club que le dejó marchar hace unos años sin poner muchos reparos ya le ha situado en su punto de mira de cara al futuro. Pero los diablos rojos no son los únicos que se han interesado por su contratación. Según cuenta el Daily Mirror, Liverpool y Tottenham también valoran lanzar sus redes sobre el futbolista durante el próximo mercado invernal.

Con contrato en vigor hasta junio de 2021, el fichaje de Depay pasa por una dura negociación con el Lyon, conjunto que no tiene intención de abrirle la puerta en mitad de la temporada. Eso sí, ya que el extremo tampoco está por la labor de renovar su actual compromiso, no sería extraño que si llega una buena oferta, su directiva acabe dando el brazo a torcer.