Gregorz Krychowiak, Lars Bender, Lucas Biglia, William Carvalho, Rúben Neves, Victor Wanyama, Granit Xhaka... La lista de centrocampistas tanteados por el Arsenal durante las últimas semanas ha resultado casi inabarcable. Los gunners anhelaban la llegada de un futbolista que pudiese suplir al lesionado Francis Coquelin y han rastreado el mercado a conciencia en busca de un candidato idóneo.

Al final, y tal vez para sorpresa de muchos seguidores, la entidad londinense ha terminado decantándose por Mohamed El Nenny (23 años), un jugador egipcio que destaca por su capacidad para aunar sacrificio defensivo y visión de juego y que ha firmado un notable arranque de curso con el FC Basilea.

En la elección de este futbolista ha jugado un papel determinante el hecho de que su precio era sumamente inferior al del resto de candidatos. Aunque el cuadro del Emirates Stadium no ha hecho públicas las cifras, se supone que su contratación no ha supuesto más de 7 M€ a las arcas.

Forjado en el Arab Contractors de su país, el mediocentro recaló en el combinado helvético durante la temporada 2012-2013 y desde entonces ha experimentado una sensacional progresión que le ha permitido consolidarse como uno de los pilares del cuadro helvético (139 partidos, 7 goles) y de la Selección de Egipto (41, 3).