198 puntos en dos temporadas. Ese es el balance del Manchester City en las dos últimas Premier League. O lo era, porque ahora mismo los de Pep Guardiola suman ya 201 con los estrenados hoy en la primera jornada del campeonato inglés. Con la presión añadida de la victoria anoche del gran aspirante, el Liverpool campeón de Europa que goleaba sin piedad al Norwich City. Hoy los sky blues visitaban al West Ham de su ex, Manuel Pellegrini, que ya desde el inicio plantó claras sus bases con una alta presión que trataba de ahogar la salida de pelota de los campeones. De hecho pudo tener premio en una pérdida de Rodri Hernández, algo nervioso en su estreno pero que poco a poco se fue asentando en el campo. Porque Pep Guardiola cuenta con una excelente plantilla y hoy, pese a tener varias bajas, alineó un gran equipo.

Una escuadra que tuvo que superar con buen juego esa primera línea de presión, pero que una vez superada, dejaba a los citizens mucho terreno por delante para correr. Y en ese escenario se desenvolvió como pez en el agua Raheem Sterling, que aprovechó su velocidad para desbaratar el planteamiento defensivo de los londinenses. El atacante inglés anotó tres goles en el segundo acto, pero antes fue el gran motor de su equipo en el primero, al igual que Riyad Mahrez que actuó por el extremo izquierdo. Y todo ello con un sensacional Kevin De Bruyne comandando las operaciones en el medio. De manera que ya en la primera parte el Manchester City se adelantaba con gol de Gabriel Jesus, que hoy ha cumplido con creces antes de dejar su sitio a Sergio Agüero.

El gol a los 24 minutos frenó un tanto el ímpetu de la escuadra londinense, que además se encontraba con el segundo en contra nada más arrancar el segundo acto (51’). Esa diana de Raheem Sterling llegó seguida de otra de Gabriel Jesus que el VAR anuló por un fuera de juego milimétrico. Tal cual. Primera decisión que el videoarbitraje cambia en la historia de la Premier League. Ese gol anulado pareció dar alas a los hammers, que empezaron unos minutos de acoso y derribo sobre la meta de Ederson Moraes, soberbio. Porque sí, los citizens también tienen un buen arquero. Frenadas las acometidas del West Ham, los campeones encontraron al fin tranquilidad con la tercera diana, de nuevo de Sterling y una vez más con suspense, aunque en este caso el VAR mantuvo la decisión inicial. En definitiva, primer triunfo de los de Pep Guardiola en este inicio de temporada, una importante victoria bien trabajada que Agüero redondeó al transformar un penalti en la recta final. Uno que se tuvo que repetir porque el VAR decretó que los jugadores del West Ham entraron al área antes de tiempo, porque el primero lo había fallado el Kun. Y aún hubo tiempo para más, pues en el descuento Raheem Sterling hacía el tercer tanto, marca de la casa, al batir a Fabianski por el palo corto.