El París Saint-Germain vive un momento delicado. Primero se marchó su técnico, Carlo Ancelotti; después hizo lo propio su director deportivo, Leonardo, y ahora podría tocarle el turno al que ha sido su gran referente durante la última campaña, el sueco Zlatan Ibrahimovic.

Y es que, según relata el diario L’Equipe, durante las últimas horas, uno de los equipos más poderosos de la Premier League, el Manchester City, ha vuelto a mostrarse interesado en la contratación del delantero. La justificación a esta noticia habría que buscarla en Manuel Pellegrini, ya que ha sido el técnico chileno quien ha asegurado que su equipo necesita reforzar la punta de ataque con un ariete de primer nivel.

Aunque los skyblues no tendrían muchos problemas para igualar el salario que percibe el nórdico en el PSG (unos 14 M€ anuales), su agente, el controvertido Mino Raiola, ha indicado en diversas ocasiones que el exugador del FC Barcelona no tiene intención de protagonizar un nuevo cambio de aires. ¿Cumplirá su palabra o sucumbirá a la tentación?