Buena primera temporada de Vinicius en nuestro país. Llegado desde el Flamengo el pasado verano, el desequilibrante extremo brasileño ha centrado las miradas desde su desembarco debido a la más que notable apuesta que realizó el Real Madrid por su fichaje. Y es que a fin de adelantarse al resto de conjuntos interesados la escuadra de Chamartín tuvo que poner toda la carne en el asador.

Después de un inicio de curso en el que Julen Lopetegui se olvidó por completo de él, el desembarco de Santiago Solari en el banquillo supuso un soplo de aire fresco para el talentoso futbolista canarinho que durante esta temporada acumula un total de 33 partidos oficiales en los que ha visto puerta en 7 ocasiones y asistido en otras 13. Y mientras lucha por tener minutos antes de la conclusión de la campaña, el jugador ha recibido el interés de otras escuadras.

Esto es al menos lo que se ha destacado en el programa El Chiringuito, donde Eduardo Inda señaló que cuando el Real Madrid llamó a la puerta del Liverpool para interesarse en la situación del atacante Sadio Mané el cuadro de Anfield tuvo una respuesta clara. Ésta no fue otra que la devoción que siente su entrenador Jürgen Klopp por el joven talento canarinho.

El Real Madrid, de cualquier modo, no valora la salida del futbolista de ninguna de las maneras, por lo que este deseo por parte del técnico germano se quedará en maletas de un viaje a ninguna parte.