Tal y como se esperaba, los futbolistas menos habituales aprovecharon el choque de vuelta de los dieciseisavos de Copa del Rey para reivindicarse. Especialmente significativa fue, sin duda, la actuación de Mariano Díaz (23 años), un futbolista que hasta ahora apenas había participado en otros tres partidos oficiales. El dominicano, de 23 años, se mostró muy activo desde el pitido inicial y acabó firmando tres de los seis tantos que el Real Madrid endosó a la Cultural Leonesa.

Aunque su actuación no pasó desapercibida para Zinedine Zidane, lo cierto es que el preparador blanco no tiene intención de cambiar el estatus del futbolista. Es más, en la rueda de prensa posterior al choque, el preparador insinuó que su futuro debería pasar por marcharse cedido durante el inminente mercado invernal.

«Mariano decidió quedarse en verano con nosotros. Es nuestro jugador, estoy muy contento con él, con su rendimiento, con su actitud. Sí es cierto que quizás necesite buscar minutos, lo planteamos en verano pero veremos qué ocurre ahora. Todo puede pasar, pero estamos tranquilos, es jugador nuestro y estamos muy contentos con él», reconoció.

Igualmente, Zizou se refirió al futuro de otro joven valor que también partió como titular ante el cuadro leonés y que se mostró muy participativo durante todo el choque, el noruego Martin Ødegaard (17 años). «Es cierto que ya es mayor de edad, está jugando bien, entrena con nosotros, ha evolucionado mucho y quizás podría ser una opción salir en invierno. Pero digo lo mismo. Estamos muy contentos tanto con Martin como con Mariano y el resto de chicos. Están haciendo un trabajo fantástico y todo podría ocurrir. Nunca se sabe, veremos qué pasa», indicó.