Tras facilitar la marcha de Gregory van der Wiel, el técnico del Ajax de Ámsterdam, Frank de Boer, decidió apostar por otro futbolista formado en la cantera, el holandés Ricardo van Rhijn. Un año después, el joven carrilero (22 años) ha logrado disipar la alargada sombra del actual futbolista del París Saint-Germain.

Fruto de su sensacional progresión, la misma que le ha permitido sumar 70 partidos oficiales desde que accedió a la primera plantilla, el jugador ha desatado una reñida batalla en la que participan hasta, según relata el Daily Express, cuatro grandes escuadras del continente: Chelsea, Juventus, AC Milan e Inter de Milán.

Aunque se desconoce la cantidad que podrían llegar a poner sobre la mesa sus prestigiosos pretendientes, el mismo rotativo señala que serán necesarios unos 7 millones de libras (8,3 M€) para poder conseguir su desvinculación de la entidad neerlandesa.

Van Rhijn, que ya estuvo vinculado durante el verano con el citado PSG (ver artículo), destaca por su capacidad para aunar sacrificio defensivo y presencia en ataque, cualidades que le han servido para acumular 7 partidos con la Selección de Holanda absoluta.