«Ha sido un verano intenso. En los últimos días del mercado mi nombre estuvo vinculado a diferentes equipos y estuve cerca de marcharme. Pero ahora me encuentro feliz por haberme quedado y voy a dar el máximo por este club, en el que espero estar mucho tiempo».

Estas declaraciones son de Lucas Leiva, que esta misma semana revelaba que estuvo cerca de abandonar el Liverpool durante el mercado estival. El centrocampista de 28 años acumula 2 encuentros con los reds esta campaña, por 32 de la anterior, de modo que será una pieza empleada por Brendan Rodgers.

Al menos hasta el mercado invernal, porque ya comienzan a aparecer los primeros rumores que hablan de su salida en el mes de enero. Concretamente, una información de CalcioMercatoWeb explica que el AC Milan, uno de sus pretendientes recurrentes, sigue muy interesado en él.

El combinado rossonero tiene además pensado cómo acometer el fichaje del brasileño. De acuerdo con el citado medio, podría ofrecer a Jérémy Ménez, atacante francés de 28 años, en un intercambio para facilitar la operación.