La derrota ante el Manchester City en Old Trafford por un contundente 0-3 ha colmado la paciencia del vestuario del Manchester United. Futbolistas como Robin van Persie o Wayne Rooney comienzan a insinuar que David Moyes no está capacitado para dirigir un club con tanta exigencia y aumentan la presión sobre una directiva que, hasta ahora, se ha mostrado reacia a cambiar de técnico.

Según explica el rotativo británico The Telegraph, la situación se está volviendo tan insostenible que no sería extraño que, tras un nuevo varapalo, la olla estallara definitivamente y los jugadores pidieran sin tapujos la destitución del preparador escocés.

El Daily Mail reveló el miércoles una lista de sucesores potenciales en la que figuraban Jürgen Klopp (Borussia Dortmund), Louis van Gaal (Holanda) y otras soluciones internas como Ryan Giggs, Mike Phelan o el mismísimo Sir Alex Ferguson. En principio, no parece que los dirigentes del ManU vayan a promover un cambio de entrenador a estar alturas de temporada, pero lo que sí que cobra fuerza es la idea de que Moyes podría ser destituido al término del presente curso.