El Liverpool está firmando una temporada casi perfecta en la Premier League, a lo que se debe añadir que depende de sí mismo para avanzar a los octavos de final de la Liga de Campeones como primero de grupo. Después de haber conquistado la sexta ’orejona’ de su historia durante la pasada campaña, la parroquia red confía en recuperar el trono del campeonato doméstico.

De hecho, el vigente campeón de la Champions no ha conquistado la Premier en su formato actual, dado que su última Liga en Reino Unido data de hace casi 30 años. Es por ello que la prioridad para los dirigentes del Liverpool es el torneo de la regularidad, todo ello después de haberse quedado con la miel en los labios tras una batalla titánica con el Manchester City a lo largo del curso 2018-2019.

Jürgen Klopp es consciente del potencial que tiene su plantilla, con hasta 3 clasificados entre los 5 mejores en la lucha por el Balón de Oro: Virgil van Dijk (segundo), Sadio Mané (cuarto) y Mohamed Salah (quinto). Sin olvidar a Alisson Becker, que fue reconocido en el Teatro del Châtelet (París) como el mejor cancerbero del planeta al recibir el Trofeo Yashin.

Hay que recordar que se va a disputar una nueva jornada de la Premier League entre semana, siendo la decimoquinta cita de la temporada. El Liverpool parte con claro favoritismo, dado que se encuentra en lo más alto de la tabla con 40 puntos (de los 42 que ha habido en juego). Por su parte, el Everton, decimoséptimo clasificado (14 puntos), atraviesa una delicada tesitura, con su técnico Marco Silva en la cuerda floja. El envite, que será aún más especial por todo lo que conlleva un derbi, se disputará este miércoles 4 de diciembre, a partir de las 21:15 horas, en Anfield.