«Espero que sea pronto, la predisposición es buena». Estas palabras de Juan Manuel Mata son de hace apenas una semana, pero bien podrían remontarse al verano de 2009, fecha en la que el Valencia le prometió una renovación de contrato que aún no se ha concretado.

Y este incomprensible retraso, además de generar un notorio malestar en el futbolista, fomenta la aparición de un buen número de rumores que se empeñan en alejar al internacional español de Mestalla.

El último de ellos, recogido por la web Sportingo, indica que el delantero se ha convertido en una de las nuevas obsesiones de Carlo Ancelotti, técnico que busca una fórmula casi mágica que le permita enderezar el decadente rumbo del Chelsea.

Por su polivalencia y movilidad, Mata encajaría perfectamente en el esquema de tres atacantes versátiles que suele aplicar el italiano, aunque aún está por ver si la directiva es capaz de presentar una oferta que pueda convencer a la entidad ché.