Las horas de Roberto Soldado en el Valencia parecen contadas. Aunque el club ha dejado claro que la marcha del ariete queda supeditada al pago de su cláusula de rescisión, ya hay un club dispuesto a abonar esos 30 M€ que exige la directiva ché.

Y es que, según relata el Daily Mirror, está previsto que durante las próximas horas, una delegación del Liverpool se presente en tierras valencianas para gestionar el fichaje de un delantero que daría un considerable impulso a su parcela ofensiva y que, de paso, limitaría el impacto que podría provocar la marcha del charrúa Luis Suárez.

Este movimiento de los reds dejaría casi con la boca abierta al Tottenham, entidad que ya ha mantenido contactos con el Valencia y que, hasta ahora, parecía la mejor colocada para completar el fichaje del internacional español.

Aunque la información debe ser tomada con cautela, la fuga de Soldado obligaría al cuadro de la capital del Turia a agilizar la búsqueda de un recambio. Chicharito Hernández, Fred, Sergio García o Hélder Postiga figuran entre los principales candidatos.