El Manchester United busca soluciones con vistas a enderezar un rumbo que no está siendo el esperado a lo largo del presente curso. Situado en la séptima plaza de la clasificación de la Premier League, ya son nueve los puntos que le separa del último puesto que le daría la posibilidad de disputar la próxima edición de Liga de Campeones, lo que se antoja una auténtica quimera.

De este modo, desde el seno del conjunto de Old Trafford se busca soluciones ya de cara incluso al próximo mes de enero, momento que desde las altas esferas se moverá ficha. Distintos nombres propios han aparecido en escena en forma de posibles adquisiciones, si bien la prioridad parece muy definida.

Concretamente, y según destaca la información que podemos encontrar en las páginas del diario portugués O Jogo, se trata de un nombre propio habitual de la agenda de los diablos rojos que ya el pasado verano estuvo en el punto de mira pero finalmente no pudo concretarse. Concretamente, se trata del centrocampista luso Bruno Fernandes.

Convertido en uno de los referentes de un Sporting de Portugal en el que a lo largo del presente curso suma 9 goles y 6 asistencias en los 17 partidos que ha disputado hasta la fecha, el jugador también vinculado con el Real Madrid vería con buenos ojos la posibilidad de cambiar de aires con destino a una Premier League que considera un campeonato idóneo para él. A tenor de la fuente antes citada los mancunianos podrían pagar más de 60 M€ por esta adquisición.