Hay jugadores a los que se les resiste. Y es normal porque pese a ser grandes estrellas no tienen la fortuna necesaria en los momentos clave. Hace unos días vimos que le sucedía a Gianluigi Buffon. También le pasó a Ronaldo Nazario y a Zlatan Ibrahimovic, cuyo ídolo de juventud era precisamente el brasileño.

El sueco abandonará el viejo continente sin haber ganado la Liga de Campeones, pero esto no puede ensombrecer una trayectoria descomunal. A sus 35 años puede presumir de haber ganado nada menos que 11 campeonatos ligueros. ¡Y en 4 países diferentes! Solamente se le ha resistido la Premier League, pero a cambio ha ganado la Europa League este último curso. También ha ganado títulos de Copa, Supercopas, 1 Mundial de Clubes y la Supercopa de Europa (ambos en 2009 con el FC Barcelona).

El ariete ha dejado muchos destellos de calidad en todos sus equipos, comenzando por el Ajax de Amsterdam, donde dejó jugadas de ensueño, y siguiendo por Juventus de Turín, Inter de Milán, FC Barcelona, AC Milan, PSG y ahora en los diablos rojos, donde ha pasado una campaña a las órdenes de José Mourinho.

Ha podido actuar en 4 de las cinco mejores ligas del viejo continente y en todas ellas ha acabado dejando huella de una u otra manera. Ahora su destino apunta lejos de Europa, de manera que tendrá la posibilidad de seguir estirando su carrera deportiva con un buen contrato.