Con la desaparición del Parma muchos jugadores tuvieron que emigrar de este histórico equipo italiano en busca de nuevos destinos. Algunos lo consiguieron y otros todavía siguen buscando, siendo de estos últimos el caso de Francesco Lodi el más significativo.

Este centrocampista de 31 años fue durante varias temporadas una pieza clave del Catania, equipo en el que brilló, y esto le valió también fichar por el Génova en su momento, aunque no pudo destacar en este club. Mientras tanto fue relacionado con varios equipos italianos de primer nivel.

Ahora estaba en la agenda del Nápoles, escuadra que tras quedarse sin la posibilidad de fichar a Roberto Soriano, ya que sus dirigentes lo veían como una buena ocasión para su plantilla. Y de acuerdo con CalcioMercatoWeb también interesa al AC Milan.

La escuadra rossonera se quedó sin terminar de reforzar su medular en el mercado estival, pese a la insistencia de Sinisa Mihajlovic, por eso Adriano Galliani ha pensado en Lodi como alternativa válida para los próximos meses.