La llegada del grupo inversor chino al AC Milan se está retrasando más de lo esperado, al igual que la renovación de Gianluigi Donnarumma, lo que podría provocar su adiós del equipo. El contrato del cancerbero finaliza en junio de 2018 y muchos grandes de Europa, como Juventus de Turín y Real Madrid, quieren aprovechar esta situación y hacerse con sus servicios.

La renovación de Gianluigi Donnarumma se ha enquistado por las cantidades económicas que plantean ambas partes. Por una parte, su agente, Mino Raiola, exige 4,5 M€ por temporada mientras que el AC Milan le ofrece un sueldo de 2,5 M€ que iría aumentando año a año en función de diferentes objetivos. Además, en el club aseguran que su representante está más pendiente de la salida del guardameta que de trabajar en su ampliación de contrato.

Así, el AC Milan no se ha quedado de brazos cruzados y, tal y como informa CalcioMercato, ya han elegido al que sería su sustituto: Claudio Bravo. El actual guardameta del Manchester City vive un momento complicado en el equipo debido a sus malas actuaciones y en el club ya se plantean fichar a otro guardameta.

Esta situación hace que la llegada de Claudio Bravo al AC Milan no fuera una operación difícil ya que, si el Manchester City cierra la llegada de Ederson Moraes, se vería relegado en el banquillo. En la entidad rossonera confían en que el chileno vuelva a ser el gran guardameta que demostró ser en el FC Barcelona.