«Su compromiso es bueno, entrena bien. He hablado con él y le presiono para que dé aún más calidad en los partidos, y mantenga las buenas actuaciones frente a equipos grandes y pequeños, tanto en casa como fuera. Cada jugador tiene el reto de ayudar al equipo. Todos ellos tienen el reto de mejorar individual y colectivamente. Y con Mesut, un gran jugador, tenemos que seguir trabajando para mantener ese alto nivel de calidad en cada partido».

Estas recientes palabras de Unai Emery evidencian que el rendimiento de Mesut Özil no termina de estar a la altura de lo que espera el preparador del Arsenal. De hecho, el vasco no ha dudado en castigar con una buena dosis de banquillo esa falta de continuidad en su juego.

Esta situación no ha pasado desapercibida para la prensa de las islas. De hecho, en las últimas horas, el diario The Sun ya ha asegurado que si la relación entre el preparador y el centrocampista germano sigue tensándose, su continuidad en el club podría quedar en el aire.

De acuerdo a este rotativo, el alemán no tiene intención de abandonar el equipo en enero, pero sí que está dispuesto a valorar una salida en verano si su protagonismo sigue decayendo. Y si se da este escenario, uno de los grandes clubes de la Serie A, el Inter de Milán, no dudaría en aprovechar la ocasión para lanzar sus redes sobre el futbolista.