La continuidad de Diego Godín en el Atlético de Madrid no está ni mucho menos garantizada. Aunque el futbolista se mantiene como uno de los indiscutibles pilares del equipo, existen al menos un par de factores que invitan a pensar en su posible salida del club durante el presente mercado estival.

El primero, y más evidente, el hecho de que el combinado colchonero no le haya aún propuesto la renovación de su contrato, un dato que resulta muy relevante si tenemos en cuenta que su actual compromiso expira justo dentro de un año y que, tal y como explica As, desde el presente mes de junio su cláusula se ha situado en apenas 20 M€.

El segundo, por su parte, tiene que ver con el creciente interés de la Juventus. Los bianconeri persiguen el fichaje del charrúa desde hace varias temporadas y están dispuestos a aprovechar la actual coyuntura para pasar a la acción y reclutarle por un precio sin duda muy atractivo.

Aunque siempre ha mostrado un extraordinario compromiso con la causa, lo cierto es que si el Atlético no mueve ficha con rapidez, Godín podría plantearse un cambio de aires. A sus 32 años, asume que está ante la última oportunidad de firmar un gran contrato y, por tanto, estudiará con detenimiento cualquier oferta que le haga llegar un club de la entidad del turinés.