«Repito lo que dije el domingo: el entrenador fue una elección conjunta y siempre lo defenderemos. Sabíamos a qué problemas nos podríamos enfrentar, pero también pensamos que podríamos hacerlo mejor. Cuatro derrotas son muchas y la calidad del juego no es satisfactoria». En estas últimas horas, el director técnico del AC Milan, Paolo Maldini, ha reconocido que, pese a la evidente preocupación que genera la situación del equipo, aún mantienen la confianza en su técnico, el italiano Marco Giampaolo.

El cuadro lombardo arrancó el curso con elevadas expectativas, pero tras la última y dolorosa derrota cosechada ante la Fiorentina (1-3), el equipo se ha desplomado hasta el puesto 16 de la tabla con tan solo un punto de ventaja sobre la zona de descenso.

Lógicamente, los medios que siguen la actualidad del equipo comprenden que el crédito de Giampaolo es ya muy limitado y ponen sobre la mesa el nombre de varios entrenadores que, llegado el caso, podrían ocupar su espacio. Según ha contado Mediaset, un nuevo traspiés en el choque del próximo fin de semana, ante el Génova, provocaría el cese del actual entrenador y la llegada de un sustituto que debería salir de la lista conformada por Luciano Spalletti, Massimiliano Allegri, Rudi Garcia y Claudio Ranieri.

Cuestionado al respecto por Radio anch’io Sport, este último ha dejado claro que, por el momento, no valora esta posibilidad y ha apostado por dar un voto de confianza a su compañero de profesión. «Me gustaría que Giampaolo continúe mostrando sus cualidades. Lo respeto mucho y espero que pueda encontrar las soluciones adecuadas para el Milan. Los jóvenes deben ser guiados, no es una cosa fácil. En el momento en que fichas, llenas de entusiasmo y luego te encuentras con dificultades es difícil salir de eso, pero es lo que deseo para Giampaolo», aseveró.