Se antoja complicado pensar que el AC Milan necesite reforzar el flanco zurdo de su retaguardia después de que haya incorporado a Pablo Armero a sus filas en el verano. El colombiano ha llegado cedido desde Udinese, y además debemos recordar que Filippo Inzaghi ya cuenta con un Mattia De Sciglio que puede actuar por ambas bandas.

Pero Il Corriere dello Sport insiste en que los responsables de esta escuadra italiana quieren tener contemplado todos los escenarios posibles. Y aquí están la posible marcha del italiano, de su compatriota Ignazio Abate o del propio internacional cafetero, porque está cedido por Udinese.

En cualquier caso, el citado medio explica que en el combinado lombardo tienen controlados a cuatro zagueros para el costado izquierdo de la zaga. Cualquiera de ellos podría convertirse en objetivo de este histórico conjunto si sus responsables vieran necesario acometer el fichaje de un futbolista de ese perfil.

Ivan Strinic (27 años, Dnipro), Marcell Jansen (28, Hamburgo), Domenico Criscito (27, Zenit de San Petersburgo) y Jetro Willems (20, PSV Eindhoven). Zagueros de perfiles diferentes a los que podríamos ver en San Siro en un futuro no muy lejano.