En los meses previos al último mercado estival, el AC Milan mantuvo numerosos contactos con Marouane Fellaini, futbolista que acababa contrato con el Manchester United en junio de 2018. Aunque los rossoneri se mostraron dispuestos a ofrecerle un papel relevante en su escuadra, el jugador rechazó su propuesta y acabó ampliando su compromiso con los diablos rojos.

Apenas siete meses después, la situación se ha vuelto lo suficientemente propicia como para que el combinado lombardo vuelva a valorar su contratación. De hecho, una información que ha publicado en las últimas horas el Daily Mail explica que la entidad italiana pretende aprovechar el hecho que el jugador ha perdido protagonismo desde la destitución de José Mourinho para lanzar sus redes sobre él.

Fellaini, de 31 años, había acumulado 19 partidos oficiales hasta la dolorosa derrota ante el Liverpool que le costó el puesto el luso. Desde ese día, el medio ha pasado a un discreto segundo plano, ya que el nuevo preparador de la entidad, el noruego Ole Gunnar Solskjaer, apenas le ha dado la oportunidad de sumar 33 minutos de juego desde entonces.

El rotativo no ofrece información alguna sobre la cantidad que podrían ofrecer los transalpinos, pero sí que añade que otros conjuntos tan diversos como Oporto y Guangzhou Evergrande también siguen muy de cerca su situación por si surge la oportunidad de ficharle.