El Atlético de Madrid ha dicho adiós a dos competiciones en poco tiempo. Primero fue la Copa del Rey con la inesperada eliminación a manos de un Girona que logró sacar petróleo de su visita al Wanda Metropolitano. Después, la Liga. Fue el pasado sábado, cuando la derrota ante el Real Madrid deja a los del Cholo Simeone a nada menos que siete puntos del FC Barcelona. Se trata de una distancia complicada de recortar a la vista de lo que viene por delante.

La Champions League se presenta, de este modo, como última bala en la recámara con la que terminar la temporada alzando un título que se sume a la Supercopa de Europa lograda el pasado verano. Con el estímulo de una final en su propio feudo, el Atlético de Madrid ha puesto la mira en lograr este objetivo y alzarse con el que sería su primer título de campeón de Europa después de tres subcampeonatos.

Registros sobresalientes

La próxima piedra en el camino, un órdago. Se trata de la todopoderosa Juventus de Turín, indestructible líder de la Serie A que se muestra prácticamente inexpugnable tanto dentro como fuera de su estadio y también alcanzó los octavos de final de la máxima competición continental como primero de su grupo por delante de Manchester United y Valencia. Manteniendo un bloque que durante los últimos años ya le ha dado un buen número de alegrías, la Vecchia Signora disfruta también del brillante momento que vive Cristiano Ronaldo, fichaje más caro de su historia y hombre en el que ha depositado su confianza para volver a ser campeón continental.

Pese a que sus registros no son los mismos que cuando defendía los colores del Real Madrid, el portugués de 34 años ya ha visto puerta en 20 ocasiones a lo largo de los 31 partidos en que se ha enfundado la elástica bianconera. A estas cifras hay que sumar 10 asistencias de gol a sus compañeros. Con 18 tantos y 8 asistencias en 23 partidos, el cinco veces Balón de Oro es el máximo goleador y máximo asistente (en este caso empatado con Suso) del campeonato italiano. Desde el cambio de año y la llegada de 2019, la estrella portuguesa ha visto puerta en 5 oportunidades (7 goles) y puede presumir de un más que notable estado. No cabe duda que frenar al de Madeira será uno de los grandes quebraderos de cabeza con los que se encontrará la defensa del Atlético de Madrid.