La Juventus de Turín ha dominado por completo la Serie A durante la última década, dado que son 8 los entorchados conquistados de manera consecutiva por los pupilos de Maurizio Sarri. Un técnico que tendrá la responsabilidad de mantener la línea continuista que inició Antonio Conte y prolongó Massimiliano Allegri, demostrando el claro dominio de la Vecchia Signora frente a todos sus rivales.

No obstante, el propio Conte ha asumido el reto de liderar el interesante proyecto del Inter de Milán para poner fin al monopolio de la escuadra bianconeri en Italia. Pese a ello, la Juventus es líder en la tabla con 32 puntos, por los 31 que ha cosechado la entidad del Giuseppe Meazza hasta la fecha (12 jornadas). Lazio y Cagliari, la verdadera revelación de la campaña, cierran las posiciones de Liga de Campeones con 24 puntos, justo por delante de Atalanta y AS Roma (22).

Sorprende ver al Nápoles en la séptima plaza (19 puntos), especialmente porque estaba llamado a competir con Juventus e Inter por el título. Pese a ello, la situación que se vive en el seno del cuadro encabezado por Carlo Ancelotti es, como mínimo, convulsa y poco aconsejable. Parma (17), Fiorentina (16) y Hellas Verona (15) son los siguientes equipos que se muestran en la tabla, con un Vincenzo Montella (ex del Sevilla) que quedó realmente afectado a nivel anímico tras la goleada encajada frente al Cagliari con el conjunto viola.

Torino y Udinese igualan en la clasificación con 14 puntos, uno más que Sassuolo y el AC Milan de Stefano Pioli (13 puntos), que plantó cara hasta el último instante al actual campeón de la Serie A en Turín. Bolonia (12) y Lecce (10) se mantienen en la zona comprometida de la tabla, a lo que se debe añadir que Génova (al límite del descenso) y Sampdoria (antepenúltima) están nivelados con 9 puntos, seguidos muy de cerca por SPAL (8) y Brescia (7). ¿Será capaz el Inter de Milán de acabar con la dinastía instaurada por la Juventus desde hace casi 10 años?