El pasado mes de enero, una desafortunada lesión cortó de raíz la extraordinaria progresión de Andrea Ranocchia, un joven central que formaba, junto a su entonces compañero Leonardo Bonucci, una de las defensas más solventes de Italia.

Por fortuna para el zaguero, el excelente papel que venía desarrollando en el Bari desde la campaña anterior (34 partidos, 3 tantos) y su aún considerable margen de progresión (sólo tiene 22 años) han resultado determinantes para que se convierta en una de las grandes apuestas de futuro del Inter de Milán.

«Ranocchia estará bajo contrato en el Inter hasta el 30 de junio de 2015, pero Inter y Génova han convenido que Andrea se mantendrá en el club de Liguria en la temporada 2010-11», confirmó una fuente del club italiano en la web oficial.

Aunque la entidad interista no ha dado a conocer la cifra del traspaso, la prensa italiana asegura que la operación se ha cerrado en torno a los 15 M€.