El Inter de Milán es uno de esos clubes que poco a poco y sin hacer ruido se van haciendo con su hueco en el mercado, con la intención de ir afinando la puntería de cara a reclutar a nuevas figuras. Y por eso el combinado lombardo quiere dejar encauzado un nuevo objetivo de nivel.

Aunque no será nada sencillo porque la escuadra del Giuseppe Meazza tiene varios frentes abiertos al seguir estos días a muchos jugadores de alto nivel. De manera que ahora la entidad transalpina ha decidido poner sus ojos nada menos que en el Chelsea.

El equipo de Maurizio Sarri es el siguiente objetivo del club italiano, el cual ya tiene en su mira a Emerson Palmieri, quien no termina de contar para su entrenador. Apenas 11 encuentros (1 gol) para este carrilero llegado hace justamente un año de la Roma.

El brasileño nacionalizado italiano es un jugador con recorrido, experiencia y que podría ser una alternativa válida e interesante para los nerazzurri con vistas al tramo decisivo de la campaña.