En el Inter de Milán se preparan para un agitado mercado estival en el que pueden llegar, o al menos eso se espera, interesantes refuerzos de cara a la temporada que viene. Y es que con el Grupo Suning al mando el combinado lombardo quiere volver a ser uno de los más competitivos de Italia y Europa.

El conjunto del Giuseppe Meazza necesita para ello remodelar puestos clave de su plantilla, y entre ellos se encuentra el flanco diestro. Motivo por el cual ha decidido esta escuadra poner ahora sus ojos nada menos que en uno de los pilares del Sevilla: Mariano Ferreira.

El futbolista de 30 años ha participado esta campaña en 37 encuentros a las órdenes de Jorge Sampaoli y es uno de los pilares de este club. Cuenta ahora mismo con una cláusula de rescisión de 20 M€, asequible por tanto para equipos que lo quieran fichar.

Llegado a cambio de 3,5 M€ en 2015 desde el Girondins de Burdeos, el combinado andaluz podría sacar una gran plusvalía por él si termina certificando su fichaje, al igual que hiciera anteriormente con otros jugadores en la era Monchi.