Al nuevo proyecto del Inter de Milán aún le falta algún retoque. Aunque ya han cerrado el fichaje de Lautaro Martínez, Stefan de Vrij, Kwadwo Asamoah, Matteo Politano y Radjaa Nainggolan, los nerazzurri continúan trabajando con el claro objetivo de incorporar a, al menos, dos nuevos futbolistas.

Según cuenta CalcioMercato.it, los dirigentes negocian ahora mismo la contratación de un lateral diestro y un mediocentro, dos posiciones que el preparador de la escuadra, Luciano Spalletti, aún considera algo débiles para afrontar una temporada que se antoja apasionante y que incluirá el reto de disputar la Champions League.

Para el puesto de carrilero, los lombaros siguen manejando una amplia nómina de candidatos en la que figuran el croata Sime Vrsaljko (Atlético de Madrid) y los italianos Matteo Darmian (Manchester United), Alessandro Florenzi (AS Roma) y Davide Zappacosta (Chelsea).

En cambio, para la medular, existe un objetivo muy claro, el belga Moussa Dembélé. Eso sí, ya que su club, el Tottenham exige una cantidad elevada (se habla de 30 M€), la directiva está tratando de lograr que, tal y como añade Gazzetta dello Sport, los londinenses acepten la fórmula del préstamo con derecho a compra.